Mi proceso de composición

Con tu permiso relatare una breve historia personal. Habla de mi forma única de conectarme con el mundo, de expresar el ruido que generan mis emociones inquietas.  

De pintar con notas musicales el vaivén del tiempo, y de esculpir en una sola pieza mi camino.  

Quiero desvelarte el proceso de composición que siguen mis latidos para crear una canción. 

La vida es una constante evolución personal en la que se ven involucradas todas nuestras características más especiales. 

Por eso, mi forma de componer canciones hoy es totalmente diferente a ayer, y seguramente también lo será a mañana. 

Soy consciente de la gran responsabilidad que he adquirido con mi don de crear micro mundos incorpóreos, invisibles, y mágicos. Pequeñas ínsulas de vida para otros, tierra de salvación para todo tipo de naufragios. 

Supongo que cuando comencé a conectar con la gente a través de mis canciones me volví totalmente adicto a ese acto. Y todos sabemos que no hay mayor ceremonia de amor que dar sin esperar recibir nada a cambio. 

El problema fue darme cuenta tiempo después que en este circo las funciones se volvieron un tedio, escribir canciones solo porque puedo, a la larga se convierte en un arte soez para bandidos y sinvergüenzas. 

Como la gente que no para de hablar y no escucha, como el que opina y sabe de todo, el componer canciones porque si no es buen plan. 

Hoy, con autoridad, puedo decirte que el tener un objetivo de vida no es para nada una frase hecha. Sino que urge y apremia encausar nuestros dones y habilidades hacia un mismo mar vital. 

rock madrileño ksavieHoy compongo para mí, funde una empresa egoísta que busca por encima de todo la satisfacción personal. 

Soy como un diseñador de coches de lujo que fabrica pocas unidades con exquisito mimo. 

Ahora solo hablo de lo que entiendo, de las heridas que he padecido, de los amores que me mantienen encendido, de las mañanas que respiro, y de todo lo que para mí tiene sentido. 

Es increíble, ahora es cuando más invitados tengo sentados a la mesa.

Dejar un comentario

Agregar comentario